• +(598) 2925 1080
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Aves Plagas

Aves Plagas

En los años 80 comenzaron a entrecruzarse dos ideas contradictorias: una, con el respaldo de Picasso, exaltaba a la paloma como el “Ave de la Paz”. La restante nos informaba que sus excrementos podían contaminar y transmitir graves enfermedades.

 

A las aves generalmente no se les considerada como una plaga. Pero son plagas comunes alrededor de las plantas de alimentos y almacenes. Las aves son responsables de contaminar los productos con sus desperdicios, costumbres y por ser portadores de enfermedades.

 

Si bien es cierto que la mayoría de las aves están protegidas por un acuerdo internacional, dos especies no oriundas de América no están protegidas; estas son las palomas y los gorriones. Las palomas (Columba livia) y los gorriones (Passer domesticus) son plagas sinantrópicas traídas de Europa, es decir exóticas en nuestro país. Una o más especies de estas aves frecuentemente se convierten en plagas alrededor de las instalaciones y se necesita alguna forma de control para limitar su presencia. Todas estas aves no forman parte de nuestra ecología sino, por el contrario, la perjudican. En especial los gorriones son muy agresivos con los pájaros pequeños. En los Estados Unidos se considera a los gorriones y las palomas domésticas como una plaga en las Industrias Alimentarias y no la amparan las leyes que protegen a todos los pájaros nativos. La globalización actual nos impone normas similares.

 

La estrecha convivencia con la gente incrementa los riesgos de las Aves Sinantrópicas, en especial los de las palomas. Sus nidos y plumas ensucian y contaminan, pero los más peligrosas resultan sus deyecciones que, dado su elevado contenido de agua, se convierten en excelentes caldos de cultivo para: Histoplasma capsulatum (histoplasmosis), y cuando se trata de excrementos ya secos se pueden tener problemas con: toxoplasmosis, encefalitis, aspergillosis y diversas gastroenteritis, inclusive las peligrosas samonellosis, criptococosis, etc. Además, las palomas albergan cerca de 30 especies de los diversos ectoparásitos: Dermonyssus gallinae, Argas relexus, Cimex spp, etc. que pican a la gente cuando no hallan a las aves.

 

El diseño de un programa de control, para que tenga éxito, debe tomar en cuenta la especie de ave a ser controlada, sus hábitos y necesidades. Es necesaria una evaluación detallada del lugar para determinar que condiciones existen alrededor de la construcción que atraen a las aves al lugar. Frecuentemente, modificaciones en las construcciones pueden eliminar exitosamente las poblaciones de aves, sin la necesidad de utilizar métodos químicos.

 

Se han probado muchos métodos de ahuyentar a esas aves con diversas suertes. Algunos métodos sin efecto o por lapsos muy cortos, hasta que los pájaros se habitúan, como: luces brillantes, cañones que producen fuertes ruidos, inflado de globos con las siluetas de predadores, dispositivos electromagnéticos, ultrasonidos poderosos, grabaciones con gritos de halcones, pegamentos de diversos tipos y otros más.

 

Hay una serie de métodos efectivos para el control de aves plagas. Estos se pueden clasificar en: Técnicas Letales y Técnicas Estructurales. Entre las Técnicas Letales se pueden encontrar: La caza con rifles de aire comprimido, cebos tóxicos con drogas rodenticidas y el empleo de aves de presa (cetrería). Las Técnicas Estructurales son: reducción de poblaciones de aves adultas con trampeo, modificaciones edilicias, eliminación de fuentes de agua y alimentos, bloqueo de los sitios de asentamiento y de nidificación con alambres, mallas protectoras y pinchos ahuyentadores y el retiro de los nidos (cada 2 semanas) durante 3 ó 4 meses.

 

Según nuestra experiencia se logran muy buenos control permanentes con: adecuados cerramientos, o sea una buena exclusión de los ingresos, modificación estructural de las superficies de los posaderos colocándoles mallas, pinchos y/o dotándolas con un declive superior de 45º, la utilización de jaulas de captura y – por supuesto – con los halcones (sus grandes enemigos naturales), que deben estar muy bien entrenados, aunque tienen un alto costo.

 

A pesar de que existen varios métodos de control, ninguno será, por sí solo, totalmente exitoso. Una combinación de métodos y estrategias diferentes dará como resultado una solución más permanente al problema de la actividad de aves. Esto sólo se puede lograr con un entendimiento completo de las plagas a ser eliminadas, la aplicación del método(s) correcto(s) y el cumplimiento de todos los reglamentos actuales.


© 2020 Ambiental Ecológica. Todos los derechos reservados.
Desarrollo: PRO Internacional